Álex Duvauchelle, entre los diez finalistas del Premio Planeta 2020

Álex Duvauchelle

«Me atreví a participar en el Premio Planeta cuando me di cuenta que tenía entre manos una historia preciosa para contar; en la medida que avanzaba, en cada página se nutría y fui descubriendo que estaba frente a una obra viva que podía trascender más allá de un círculo cercano»

El cautivo de El Puerto de Santa María

Lorenzo nació en tierras gaditanas, en medio de praderas de mucho sol y plácidos atardeceres; sobre todo, bajo la sombra generosa de los ficus que abundaban en las dehesas de don Fernando Romero. Creció sano y fuerte, como su padre. Siempre fue de salir a jugar y alejarse solo por los campos, de correr libre y despreocupado; su madre le dedicaba una mirada de reproche cada vez que regresaba de sus aventuras por las serranías, esos ratos en los que no podía seguirle con la vista ni darle su protección.

La Era de los guantes, un salto al futuro…

La pandemia se cebó sobre todo con el más valioso tesoro de cualquier nación: la experiencia de sus mayores. Sin ellos, hubo en muchas familias escasez de historias antiguas, de caminatas lentas, de anécdotas sin internet, de aventuras de amor a la vieja usanza con sus largas ceremonias de conquistar a la posible enamorada…

Ojalá fuera sólo un experimento…

A veces creo que es sólo una pesadilla y que en el telediario pronto dirán: “Todos a la calle, se ha hecho un experimento para probar la resistencia del humano y ¡hemos pasado la prueba!, ya pueden hacer vida normal. Estos días no han sido reales”. Pero no, lamentablemente no es así, esto es real y mi angustia sigue…

Abrir chat